fbpx

Las prácticas de Yin yoga y de Mindfulness son una puerta de acceso a nuestro interior y como tal, una oportunidad para parar y voltear a ver a nuestra propia incomodidad. En este artículo hablaremos de porque es importante volvernos cómodos con lo incómodo y de como el Yin yoga & Mindfulness son prácticas que nos permiten construir herramientas interiores para lidiar con situaciones difíciles o incómodas en nuestra vida.

OBSERVANDO A LA INCOMODIDAD

Muchos de nosotros comenzamos un camino interior con la creencia de que nos vamos a volver “mejores” o de que ciertas emociones incómodas desaparecerán. Sin embargo, la vida está llena de cambios, perdidas e incertezas que ponen a prueba nuestro camino, y entre más creemos que nos volveremos “mejores”, más se arraiga la sensación de no ser adecuados tal y como somos ahora.

Esta creencia nos desempodera y nos impide ver la realidad de las cosas. De aquí, la gran importancia de parar y llevar la atención hacia adentro. En este contexto, la práctica de Yin yoga nos da el espacio de quietud y el tiempo en cada pose para observar y al mismo tiempo, nos permite cultivar técnicas de Mindfulness en donde podemos observamos sin juicio. Esto significa que cuando comenzamos a observar a nuestra incomodidad evitamos etiquetar lo que estamos experimentando como “bueno o malo” o “justo o injusto”. Por el contrario, cada momento de incomodidad se vuelve una oportunidad para llevar nuestra atención a nuestras reacciones interiores sin responder ante ellas.

Por ejemplo, en Yin yoga nos volvemos conscientes si ante la incomodidad de una pose nos queremos ir, o si surge alguna emoción o pensamiento específico. O si tal vez evadimos a la incomodidad desconectándonos con historias mentales sobre nuestras próximas vacaciones o lo que vamos a cenar.

LA FIN DEL SUFRIMIENTO

Todos tenemos reacciones interiores a situaciones externas y al comenzar a observarlas y familiarizarnos con estas en vez de evitarlas o de reaccionar ante ellas, comenzamos a construir herramientas interiores que nos permitan lidiar en la vida con situaciones incómodas o dolorosas.

Cuando comenzamos a observarnos, comenzamos a conocernos y esto nos da la posibilidad de escoger como responder a las situaciones incomodas de nuestra vida ya que estas son inevitables y perdemos una gran cantidad de energía intentando evitarlas o reaccionando inconscientemente ante ellas.

Volvernos cómodo con lo incómodo es un paso imprescindible en nuestro camino interior. Nos permite encontrar a la vida tal y como es y no como yo quisiera que fuese. Me permite abrazar a mi tristeza, a mi dolor, a mi enojo con presencia y compasión. Comenzamos así a entender que reaccionar ante la vida perpetua nuestro sufrimiento en vez de alivianarlo. Una de las frases más famosas del Buda dice: “El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.” Cada momento en el cual logramos aceptar nuestra incomodidad sin poner resistencia ante esta, estamos poniendo fin al sufrimiento.

LA PRÁCTICA

Cuando te des cuenta que una situación es incómoda para ti, (ya sea en la práctica de Yin yoga o en tu vida diaria) intenta permanecer en ella y observa cual es tu reacción interior. Observa en que parte de tu cuerpo se siente la incomodidad y simplemente lleva tu presencia ahí.

¿qué descubriste?

Si estás interesado/a en profundizar esta práctica te invito a participar a las clases de Yin yoga & Mindfulness que doy todos los Lunes por zoom a las 7.30 pm en hora de Ciudad de México.

Si no puedes participar en vivo, te mando la grabación y la tienes disponible por 5 días.

Visita AQUÍ para más información o únete directamente al grupo de WhatsApp.

DOWNLOAD YOUR YIN YOGA & MINDFULNESS

TEACHER TRAINING BROCHURE.

You have Successfully Subscribed!

DESCARGA EL BROCHURE DE TU CERTIFICACIÓN DE YIN YOGA Y MINDFULNESS.

You have Successfully Subscribed!