fbpx

Cuando nos sentimos cansados, agotados, letárgicos o sin energía es una clara señal de que necesitamos descansar, pero ¿qué tipo de descanso necesitas? Muchas veces nos sentimos cansados al despertar en la mañana después de haber dormido toda la noche. Esto es porque dormir y descansar no son siempre la misma cosa. 

La Dra. Saundra Dalton Smith en su libro “Sacred Rest” nos habla de los 7 tipos de descanso que todos necesitamos y cómo darnos esos espacios en nuestro día.

1. Descanso físico 

Este tipo de descanso favorece nuestro bienestar y el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo físico. Puede ser un descanso pasivo como dormir y tomar una siesta o puede tratarse de un descanso activo como hacer Yoga, estirarse o tomar un masaje.

2. Descanso mental 

El ruido, el tráfico, tener mucho trabajo y obtener demasiada información por ejemplo a través del internet y las redes sociales lleva a una sobrecarga mental lo que puede producir insomnio o falta de concentración.

Es importante aquí tomar espacios para nosotros mismos durante el día. Espacios de meditación y silencio son esenciales para darle un descanso a nuestra mente. Muchas veces cosas tan sencillas como apagar la música en el coche de regreso a casa y pausar y respirar, o hacer Yoganidra son de gran ayuda para este tipo de descanso.

3. Descanso sensorial 

Multitasking o hacer muchas actividades al mismo tiempo nos lleva a una sobrecarga sensorial y nos deja cansados, agitados, ansiosos o irritables. 

Es importante aprender a planear tus actividades y asegurarte de hacer una sola cosa a la vez.  En Yoga se dice que una persona funciona a su máxima capacidad cuando se enfoca en una sola actividad a la vez. 

Cerrar tus ojos y observar a tu respiración por algunos minutos y desconectarte de la tecnología son esenciales, así como pasar tiempo en la naturaleza.

4. Descanso creativo 

El uso de nuestra creatividad es esencial para sentirnos bien y reducir el estrés. Ya sea el evocar mentalmente un lugar en la naturaleza que nos haga sentir bien o llenar nuestro espacio de trabajo o nuestra casa con imágenes que evoquen sentimientos agradables, hasta cualquier actividad artística y creativa son indispensables en este tipo de descanso. 

Simplemente hacer garabatos está demostrado que reduce los niveles de estrés y te ayuda a procesar emociones desafiantes. Cualquier actividad creativa desde dibujar, hasta cocinar o decorar tu casa son necesarias en este tipo de descanso.

5. Descanso emocional

Aprender a observar tus emociones es esencial para monitorear tu estado emocional. Actividades como  escribir cada mañana cómo te sientes para tener claridad de las emociones que estás sintiendo y ver cuales son las emociones predominantes día con día. Así como hacer terapia y hablar con personas de confianza es importante.

6. Descanso social 

Nuestras relaciones pueden revitalizarnos o agotarnos. Cuando pasamos tiempo con ciertas personas nos sentimos alegres y vitales y cuando pasamos tiempo con otras nos sentimos agotados, esto es por el intercambio energético que ocurre. 

Para poder tener un descanso social tenemos que aprender a pasar tiempo a solas con nosotros mismos y a enfocarnos en las relaciones más importantes en nuestras vidas. Es mejor pasar tiempo a solas que perder energía en relaciones que no son virtuosas.

7. Descanso espiritual 

Cuando creemos que hay un PORQUÉ detrás de cada cosa, una dimensión más profunda de la existencia aparece. Nos permite soltar y confiar en algo mucho más grande que nuestras solas fuerzas.

Aquí es importante hacer cosas que nos dan propósito y significado en la vida.

Yin yoga & Mindfulness 

La práctica de Yin yoga & Mindfulness abrazan la mayor parte de los diferentes tipos de descanso que necesitamos. 

A nivel físico te permite estirar y descansar en cada postura, soltando tus músculos y regenerando a tu cuerpo en profundidad. A nivel mental nos enfocamos en la respiración y en las sensaciones del cuerpo en quietud y silencio para darle un descanso profundo a tu mente. A nivel sensorial aprendemos a enfocarnos en una sola cosa a la vez gracias a la aplicación de Mindfulness durante la práctica. A nivel emocional aprendemos a observar nuestras emociones sin juicio alguno y aprendemos a lidiar con estas desde un espacio más consciente y amoroso. A nivel social, cultivamos la capacidad de estar con nosotros mismos y a obtener claridad sobre lo que realmente necesitamos y finalmente, a nivel espiritual aprendemos a soltar el control, a dejar ir nuestras expectativas y apegos y a cultivar un estilo de vida intencional y lleno de propósito.

Si quieres comenzar a practicar y darte un descanso integral que te permita regenerar en profundidad, este es el momento. Participa en las clases de Yin yoga en línea, AQUÍ encuentras toda la información.

DESCARGA EL BROCHURE DE TU CERTIFICACIÓN DE YIN YOGA Y MINDFULNESS.

You have Successfully Subscribed!

Share This