fbpx

Descubre la conexión que existe entre Yin yoga y vitalidad y las poses que te pueden apoyar para reducir el cansancio.

Si te sientes cansado/a, o con poca energía es muy probable que te haga falta Jing, definida como esencia vital según la Medicina Tradicional China (MTC).

Existen, según esta disciplina, 3 distintos tipos de energías fundamentales que mantienen la vida humana y son considerados como los Tres Tesoros, estos son: Jing, Chi y Shen.

El Jing es considerado nuestra Esencia y está determinado por la herencia genética y por las reservas de energía del cuerpo. Esto quiere decir que hay una parte de Jing que no se puede cambiar y otra que podemos directamente influenciar con nuestro estilo de vida: desde cómo respiramos hasta los alimentos que ingerimos. Lo que nos invita a considerar nuestro estilo y elecciones de vida como posibilidades para aumentar o disminuir nuestra vitalidad.

De la cantidad de Jing que tengamos a disposición depende nuestra longevidad y nuestra vitalidad y la casa de esta esencia vital son nuestros Riñones. Por tal motivo en MTC, los riñones son considerados uno de los órganos más importantes en nuestro cuerpo, ya que de ellos depende el desarrollo de nuestro cuerpo físico, así como los cambios de la vida y la cantidad de vitalidad que disponemos.

A través de la práctica de Yin yoga, la cual recupera esta sabiduría ancestral para que la podamos aplicar en el contexto de nuestras vidas, podemos influenciar la cantidad de Jing que tenemos a disposición. A través de las posturas o asanas accedemos al meridiano de los Riñones, permitiendo de esta forma disolver bloqueos energéticos y permitir que el Chi o la energía fluya sin obstrucciones. Esto es muy importante porque de lo contrario nuestros riñones no están recibiendo suficiente Chi para poder funcionar de forma óptima y esto debilitará nuestro Jing.

Al mismo tiempo la práctica de Yin yoga nos permite recargar nuestro cuerpo de energía a través de nuestra atención, intención y respiración consciente. Elementos indispensables para recargar nuestras baterías y fortalecer nuestro organismo.

Si sientes que te hace falta vitalidad, es importante que te dediques espacios de quietud para practicar Yin yoga.

Te comparto 4 poses de Yin yoga que puedes realizar en tu casa.

1. Esfinge

yin yoga esfinge

2. Balasana con rodillas juntas

yin yoga balasana

3. Media rana

yin yoga media rana

4. Gato jalando su cola

yin yoga gato jalando su cola

Sostén cada pose entre 3 y 5 minutos y asegúrate de que no haya dolor en tu cuerpo, especialmente protege a tus rodillas de cualquier incomodidad y mantén la intensidad de la sensación en un 6 pensando en una escala donde 0 es “no siento nada” y 10 “es muy intenso”.

Práctica todos los días por lo menos una semana seguida y observa cómo te sientes.

¿Quieres saber más?

Descubre las próximas fechas de la Certificación de Yin yoga & Mindfulness.

DESCARGA EL BROCHURE DE TU CERTIFICACIÓN DE YIN YOGA Y MINDFULNESS.

You have Successfully Subscribed!

Share This